Descripcion

Vieja maraca recordó sus años de juventud con mi pichula en su boca

Creo que se lo merece, siempre ha sido buena conmigo la vieja y además he aprendido cosas interesantes sobre el sexo y que desde ya estoy empezando a aplicar con mi polola, pero no quiero que se pierdan la grabación de esta chupada que me hizo mi vecina quien por cosas del destino se quedó sin marido, pobrecita ella, sé que necesita amor y por eso la acompañé el otro día en su casa y la cosa terminó muy sexual, antes de destrozarle la vagina decidí metérsela por la boca y vaya que la mina chupó y chupó hasta sacarme leche dulce y pegajosa.