Descripcion

Una señorita educada y formal como prima hizo lo que quiso con mi pichula

Muchos están confundiendo a esta mina con la pepina aunque no niego que se parecen mucho pero mi prima es una mina hermosa, es toda una señorita que trabaja en una empresa importante en el centro de Santiago, de hecho ya está escalando posiciones y siempre anda muy formal por sus constantes reuniones de negocios sin embargo cuando no está haciendo toda esa wea la mina se pone como loca, viene a mi casa y me pide algo de comer, le caliento una rica sopa pero ella apenas toma unos sorbos y al tiro me lleva a la cama, no pensarán que me negaré a penetrar ese hermoso poto, aunque esta vez me sentí violentado porque la pendeja mueve el poto con una destreza que me asusta… miren como me dobló la pichula!