Descripcion

Una cacha bien rica con mi vecino ex flaite en recuperación, reboté sobre fierro

Bueno debo admitir que no soy ninguna santa aunque es verdad también que amo demasiado a mi marido sin embargo toda mi vida he tenido la vagina muy inquieta, alegre según algunos sexólogos que me han visto pero ya veo como algo incontrolable pero normal el ver picos de todo calibre entrando y saliendo por mi vaginita, esta vez fue con uno de mis vecinos que años atrás fue flaite vagabundo pero ya está recuperándose de esa terrible etapa y mi intención es ayudarle con una buena cacha, le dije que aproveche que mi marido no está y le entregué mi culo, me acarició los cachetes pero lo más rico fue cómo me preparó el choro con sus dedos traviesos y lo que pasa después obviamente fue una cacha frenética y deliciosa!