Descripcion

Un rato hablo por celular y otro rato chupo pico durante la cena, qué bella es la vida!

Se supone que debía estar cenando en ese momento cuando de pronto vino mi amante con la tula erecta por completo y apuntando a mi cara, pero en ese momento sonó el celular y tuve que contestar, era una amiga muy cercana que quería hablar sobre cosas de mi familia y toda la wea, nada importante pero como me gusta hablar no quise cortar pero tampoco quise privarme del placer de chupar un pico tan sabroso como el de este weon así que decidí usar mi talento de maraca para hacer ambas cosas, lo gracioso de todo es que en ese momento también estaba con la comida en la mesa, fue bastante gracioso pero una oportunidad de hacer una travesura como esta no la quise dejar pasar… estuvo rico.