Descripcion

Saltando con esas tetas mi vecina casi provoca un sismo

Nunca me había tocado reventarle el choro a una mina con semejantes pechos, es mi vecina desde hace poco, se mudó y el día que eso ocurrió fue maravilloso para mí porque las tetas de esta mina pueden provocar accidentes, me cuesta creer que no le pesen pero por eso quise ayudarle a sujetarlas con mis manos pero obvio que no lo iba a hacer así tan fácil, primero estuve joteando con ella por un lapso de tiempo razonable y gracias a mi paciencia ella se dejó llevar por las ganas de sexo, no es fácil satisfacer a una mina con esa talla de tetas pero el esfuerzo y el riesgo de morir valen la pena, cada sentón de la perra provocaba un microsismo… búsquense minas tetonas que se goza mucho mejor!