Descripcion

Rubia culona culiada por el hermano mientras se cepilla los dientes

No es por ser prejuiciosos pero viendo esa boquita y su mirada de perrita loca es lógico que una mina como ella tenga que cuidar su higiene bucal, sabrá dios cuántos mamones habrá hecho durante el día o la noche anterior que el sabor a pico todavía no se le quita, pero lo interesante de todo es que el hermano tenía la necesidad de usar el baño para llegar a tiempo a su entrevista de trabajo, estaba tan nervioso que la hermanita hizo algo bueno por él al ofrecerle el poto, más aún si la maraca sintió la pichula dura del weon quien no pudo controlarse, aunque no lo podemos culpar… quién no tendría una erección durísima con semejante mina en esa posición, pero como todo en la vida el desenlace fue feliz para ambos… qué bien se siente llevarse bien entre hermanos.