Descripcion

Pobrecita polola con mi pico su choro hizo ruidos raros

No hay necesidad de esperar una fecha especial para culiar a una mina que tenga la zorra así de hinchada, el culo así de hermoso, esa es mi consigna y es lo mejor ya que así a ella me la puedo tirar tantas veces como me da la gana, ella también tiene ese pensamiento y justo por eso casi siempre está con el choro mojado, ella llegó de la pega y sin decir nada se quitó la ropa y me puso el choro en la boca, sabe delicioso, como premio a lo puta que es conmigo le meto este pico grueso que tanto ella ama, le saqué peos y ruidos raros, ruidos sexuales les llamo yo… no saben cómo gozamos cuando tiramos… nos olvidamos de todo y solo culiamos!