Descripcion

No pude más, culié con mi sobrina antes del desayuno

Lo bueno de todo además del placer supremo que me hizo sentir mi sobrina es que tampoco nos llevamos tantos años de diferencia, chucha pero sigue siendo mi sobrina, pero es una mina hermosa no lo puedo evitar, me importó tres kilos de verga esa mañana que nos descubrieran, ella también se siente atraída por mí y antes de desayunar aprovechando que estuve de visita en su casa no nos controlamos y nos entregamos a la pasión, ella se lanzó encima de mí aplastándome el pico y haciendo esos sentones tan ricos, quise gritarle lo rico que tiene la zorra pero no podía hacer tanto escándalo… sus tetas rebotando fue un deleite para la vista, esta sobrina me va meter en problemas serios weones.