Descripcion

Nana descubre al joven de la casa culiando a la vecina

La nana pasó tantos años cuidando al niño de la casa que ni cuenta se dio que ya se había convertido en hombre, la vieja estaba a punto de meterse a la pieza del cabro pero lo descubrió metiéndole esa musculosa pichula por el culo y por la boca a la vecinita que también se ha convertido en mujer, está claro que la mina no los iba a interrumpir pero lo voyeurista le salió a flote y recordando sus años de juventud se metió los dedos en el choro, mientras tanto dentro de la pieza la maraca disfrutaba tragándose la verga de este weon hasta sacarle la leche. Hubieran hecho un trío interesante pero la nana resultó ser muy tímida o nunca pensó encontrar esa escena tan sexual.