Descripcion

Morena drogada se pone caliente y me come el pico

Esta morena en realidad es una amiga que recién había conocido, vive en Antofagasta y por su cumpleaños organizó un carrete desenfrenado en casa de sus viejos, estuvo tan lleno de excesos esa noche que la mina terminó bien drogada, esnifó el rico polvo mientras yo sacaba mi pico que ya estaba bien parado pues ella me había estado enseñando las tetas, le quise hacer una rusa pero esta hueona se puso como loca y no quiso hacer otra cosa más que chupármela y no paró hasta que la cegué con tanta leche.