Descripcion

Mis suegros me advirtieron que me quedara en el sofá y durmiera, pero su hija bonita fue brutalmente culiada, tiramos en silencio durante la noche

Buento cabros todo pasó cuando me invitaron a una reunión familiar de mi novia, será mi nueva familia en algún tiempo eso espero pero mis suegritos me tienen todavía en una etapa de prueba, no puedo hacer cosillas traviesas en su casa y me lo dejaron claro desde siempre, pero la última noche me tuve que quedar y me dijeron que me quede quieto y dormido en el sofá, mi polola estaba en su habitación triste por no sentir el calor de mi pico en su boca, pero durante la madrugada me convertí en un ninja del sexo y logré entrar a la habitación de mi amada para meterle una culiada inolvidable, suaves penetradas pero firmes y hasta el fondo, así gozamos a escondidas!