Descripcion

Mis amigos me culiaron demasiado rico, viva la amistad!

Mis mejores amigos, esos weones que han estado siempre conmigo en los buenos y malos momentos, para mí siempre han sido como mis hermanos pero hemos llegado a un punto en el que ya no nos es suficiente darnos abrazos fraternos, por eso el otro día estábamos conversando y coincidimos en decir que ninguno andaba pololeando y no teníamos ataduras con nadie, estábamos tomando vino y a mí ya se me estaba mojando el choro, creo que se imaginan lo que pasó después, uno de ellos me quitaba la ropa y el otro me besaba las tetas, al final me puse esta máscara para que me grabaran pero sin revelar mi identidad, pude por fin saborear el rico sabor y grosor de sus pichulas y fue delicioso, luego me penetraron pero me gustó tener dos picos para mí sola! ay y después apareció un tercero no sé de dónde pero qué chucha, mientras más tulas para mí mejor!