Descripcion

Mi vecina Katy es una maraca obsesiva, se decidió a sacarme la leche sí o sí!

Tengo una vecina demasiado maraca, tanto que creo que ha culiado con sus hermanos y toda la wea aunque no me consta pero después de esto creo que ya no dudaré de lo que me digan, el otro día ella vino a mi casa pidiéndome que la acompañe al banco para cuidarla de cualquier asalto y todo eso pero cuando estuvimos de regreso me abrazó y me dijo que desde hace mucho que está enamorada de mí, el pico se me puso duro pues conozco los antecedentes sexuales de Katy, no me equivoqué, al tiro fuimos a un motel y ella me dejó ver sus tetas para lamerlas y luego me agarró la tula con una expresión de odio en los ojos, me la comenzó a pajear diciendo que me sacaba la leche sí o sí! no pude hacer nada para remediarlo así que me secó las bolas como una loca!