Descripcion

Mi tía me pedía hace tiempo un anal extremo, se lo di

Tengo una tía que muchas veces se me ha insinuado pero creo  que nunca pensó la mina en que yo me animaría a darle una culiada bestial, tal vez sí esperaba a que tuviéramos una cacha pero más cariñosa, una madura tetona y con un culo enorme como ese despierta lo más salvaje y el instinto cavernícola en cualquiera y yo no fui la excepción, la vi desnuda y al tiro se me puso la pichula dura pero realmente dura como nunca antes, nos besamos pero luego la puse de espaldas y le abrí los cachetes para insertarle este enorme pedazo de carne y lo hice hasta dejarla lesionada aunque ella en todo momento se mostró satisfecha y agradecida con todos mis mocos en la cara, mi tía es la mejo de todas!