Descripcion

Mi puta llega de la pega directo a pedir cacha

Ella se pasó literalmente haciendo doble turno en su trabajo como asesora de ventas en un call center de esos que explotan a la juventud chilena al máximo tanto que envejecen ya desde los 25 años, pero ella mira las cosas desde el lado positivo, llegó cansada a casa y con ganas de dormir pero yo estaba desnudo por la casa porque acababa de ducharme, ella me vio la pichula erecta y supimos lo que vendría a continuación, aunque agotada me agarró el pico con firmeza y me dijo “lo quiero en mi boca perro culiao” y al tiro lo empezó a chupar, fue bastante rico y lo hizo como si estuviera con las mejores energías del mundo, sonreía y me decía cosas, así es ella. Por eso la amo, aunque tenga cara de maraca, se preocupa por mi bienestar sexual.