Descripcion

Mi jefa no viene a trabajar y mi pololo aprovecha para venir y culiarme

Trabajo en una joyería en Santiago y normalmente mi jefa quien es dueña de la joyería está siempre detrás de mí, pero un día la vieja se enfermó y no fue, mi pololo aprovechó porque lo llamé y apenas vino cerramos la entrada, al tiro me quité la ropa y le enseñé el culo para que se le ponga el pico bien duro y en efecto se le paró como nunca y me hizo un anal bien rico, a mí me gusta probar varias poses y por eso lo hicimos en varias poses, por detrás por el choro y yo estaba tan excitada que no podía dejar de gemir, sentir esa verga dentro de mi culo siempre me pone como loca.