Descripcion

Mi hermana me prestó a su pololo y lo gocé cada segundo saltando como perra encima de esa tula

Hace mucho tiempo que no tengo pololo chiquillos, también he tenido que aguantar algunos comentarios de amigos que dicen que me quedaré soltera y que pasaré el resto de mis días jugando con un dildo pero mi hermanita siempre me ha apoyado en todo y me da ánimos para seguir adelante pero sabe que como mujer necesito sentir diversión ahí abajo en mi choro y en mi culo también, siempre me ha gustado meterme cosas duras por el culo y como somos de mente abierta y toda la wea me dijo que me presta por un día entero y vaya que me destrozó el culo el maldito! qué rico sentí cuando estuve todo el tiempo con el culo atravesado por ese pico!