Descripcion

Me chupa el pico pero me pide que aguante la leche un poco más

Por suerte sé cómo controlarme al punto de contener la expulsión de toda mi leche en las tetas de la perra, pensé que no era tan exigente como otras que cundo viene el chorro de crema viene y no hay más qué hacer, pero esta mina parece que ya estuvo previendo esta situación y cuando me vio que los cocos se preparaban para eyacular toda la leche me pidió que aguantara un poco más como un buen pugilista en el cuadrilátero, traté de pensar en mi hermana gorda y pude contenerme, al menos unos momentos de pasión más largos para poder darle la leche en el momento preciso a esta maraca. Se lo merece por el buen mamón…