Descripcion

Maraca entusiasta del sexo sucio me pide que le rompa el choro, le pongo lubricante para que no le duela tanto y le clavo el pico con cariño pero hasta las entrañas

A esta maraca la conocí en un carrete, la mina estaba borracha por lo que esa noche me la pasé bailando con ella y por supuesto agarrándole las tetas como si no hubiera un mañana, un dedito en el culo y otro en el choro y nada más, cositas inocentes, pero lo mejor fue cuando me llamó a los días siguientes, la mina se acordó de mí y me confesó que le gusta el sexo sucio, duro y salvaje y que necesitaba de un buen macho en ese momento, al tiro me aparecí en su casa y cumplí su deseo, le puse lubricante para que no le duela tanto el grosor de mi pichula y procedí a meter el falo en su choro, la mina estuvo muy tranquilita mientras se la metía hasta las entrañas.