Descripcion

Maraca culona de Viña se pone en cuatro y me pide a gritos pico duro

En Viña del Mar hay minas muy deliciosas, muchas de ellas son abiertas de mente y de piernas y así pude comprobarlo al visitar dicha ciudad, conocí a una maraca en un café por la mañana y en la tarde ya estábamos en la cama de un hotel del centro de la ciudad, ella se puso en cuatro y perfiló su rico culito para que yo le meta el pico y en efecto así lo hice, fue lo más rico de mi visita a esa ciudad, tener mi enorme pico dentro de esta minita mientras ella me pedía más y con fuerza, no hay nada que se le compare.