Descripcion

Le rompo el choro peludo a gordita metalera de Concepción

Por mi casa en un barrio de Concepción hay una tienda de discos, ropa y accesorios para la gente que le gusta el metal, la dueña es una gordita metalera que parece la encarnación de algún demonio gordo del metal, pero en el fondo es muy buena onda la mina, varias veces he hablado con ella y nos hicimos buenos amigos, aunque eso era lo que yo pensaba pues ella lo que quería es que me la culeara y finalmente sucedió, en su misma tienda, ella me dijo que hace tiempo no tenía sexo y que estaba ansiosa de un pico y no pude negarme, se lo metí en el choro suavecito para que no le doliera y terminó feliz de la vida la mina.