Descripcion

Le regalé su primer sexo anal a mi sobrina tan hasta el fondo que le saqué caquita

Mi sobrina llegó de viaje de Canadá, ella está forjando su futuro estudiando en el extranjero y me llena de orgullo la mina, me alegra que sea tan madura aunque tenga solo 20 años, yo ya tengo 30 pero todavía salgo a carretear y me entrego a esos placeres carnales que ya debería parar, la extrañé weones, pero se ha puesto muy linda, más potona y aunque parece reservada me he dado cuenta que me mira con deseo, por eso la noche de su recibimiento cuando los demás seguían llenando sus venas de alcohol yo la seduje, sé que no debí pero me sentí tan atraído hacia ella que decidí regalarse su primer sexo anal, ella estuvo complacida y me dijo que tenga cuidado y así fue pero le metí el pico entero hasta el fondo hasta sacarle un poco de caquita, qué rico, apestoso pero rico.