Descripcion

Le preparo el desayuno a mi marido pero hace tanto calor que me excito y termino sentada en su pico, no puedo vivir sin su verga dentro de mí

Hace unas semanas pasamos unos días inusualmente calurosos en la zona donde vivo, como siempre todas las mañanas le preparo el desayuno a mi marido para que vaya con energías a trabajar, pero hacía tanto calor que me quité la ropa y de pronto me sentí tan excitada que noté mi choro escurriendo fluidos que eran señal de que necesitaba urgente de su pico, al tiro fui a despertarlo y después de agarrarle las bolas y el pico me senté encima para que me la meta duro y rico como me gusta, no puedo vivir sin tener esa rica verga dentro de mí, así soy de maraca pero solo para él.