Descripcion

Le metí la pichula por la boca a mesera tetona del bar

Trabajo en un bar que está por Santiago, trabaja ahí una mina gringa que vive ya aquí un par de años y es una reina, lástima que no soy el dueño de ese bar porque ya le hubiera ascendido a un mejor puesto porque la mina es administradora pero esa es otra historia, ya me la he culiado antes y sé que le encanta la verga y se muere por tener sexo pero sabe que en la pega no se puede, pero me las arreglé para estar juntos antes que empiece el carrete del fin de semana, a esta princesa la llevé detrás de la barra donde ella me mostró las tetas y me hizo un rico mamón, luego abrió las patas para culiarla bien rico antes que llegue el aweonao del jefe.