Descripcion

Le doy nalgadas dolorosas a mi polola mientras le doy el pico por el suculento culo bien bronceado después de un día de playa

Tengo la suerte de tener una polola realmente preciosa, es castaña clara y vaya que tiene un culo soberanamente bueno, hace unas semanas fuimos a la playa a tomar el sol y el bronceado le dejó una marca blanquita del biquini que me puso el pico como una estaca, ella también estaba húmeda y con ganas de pico de manera que al llegar a casa no perdimos tiempo y ella ya estaba en cuatro mostrándome ese delicioso culo bronceado y mientras le metía el pico no pude evitar darle unas dolorosas nalgadas para aumentar el placer que esta diosa del sexo me da.