Descripcion

La vecinita quería cocinar pero me la tiré por puta

Es bonita la mina, suerte que la tengo como vecina, ese día se ofreció a cocinarme alguna delicia culinaria porque lo hace muy bien, pero tenerla en la cocina de mi casa y no estando mis viejos en casa pues la tentación de darle pico por el culo y la vagina a esta dulzura es muy grande, la mina ya sabía que se avecinaba una dura cacha y se puso bien coqueta… cuando me la empecé a tirar le lancé un golpe fulminante en el poto para domarla, ella estaba contenta y sobre todo obediente, qué rico fue estar en medio de sus piernas y esos jugos vaginales mezclados con mis mocos hicieron una salsa tipo mayonesa que ella se tragó al final.