Descripcion

La primera vez que dejo mojada la sábana gracias a mi dildo ceremonial! mi pololo me ayudó a meterme este rico plástico en la chucha!

No se vayan a confundir, en mi vida me he masturbado tantas veces que podría ser excomulgada pero no me importa porque prefiero disfrutar de los placeres carnales mientras estoy joven, pero la cuestión aquí es que estaba tan emocionada de tener mi juguetito nuevo que por primera vez en mucho tiempo preferí ser penetrada por este dildo que es tan grande y bonito que parece una daga ceremonial para rituales vudú y esa wea, mi pololo me ayudó y mientras yo estaba frotándome el clítoris el me enterraba ese rico plástico en la vagina, es la primera vez que me corro con tanto líquido y dejé mojada la sábana, me sorprendí tanto que mi orgasmo duró casi un minuto… fue delicioso weon!