Descripcion

La maraca más potona de Arica me exige su respectiva culiada y quiere tener el poder, se me sienta encima y no para de rebotar sobre mi pico

Bueno, tal vez esté exagerando un poco pero no pueden negar que esta maraca tiene unos cachetes enormes, tremendos e insisto en que es la más potona de Arica, una hermosa ciudad y hermoso culo el que me comí, ya tenía planeado saborearme ese choro pero esta mina estaba tan insistente en que la penetrara de una vez que me olvidé de darme un duchazo y tomar el desayuno, cumplí con meterle la pichula y tener esos cachetes cerca de la cara fue lo más rico de todo, si pudiera le daría una medalla de honor al mérito por tener un poto tan rico y culeable…