Descripcion

La culié sin compasión aquella noche por aparentar pureza

Creo que fui claro weones, en cualquier otro momento hubiera pensado más con la cabeza y no tanto con el pico pero ella estaba con ese calzón blanco que para ella representa la pureza y la nobleza de su alma, algo de eso me estaba hablando el otro día y yo le dije que era momento de ensuciar con semen su pureza y la perra me dijo que me calle y cuando saqué el pico erecto para perseguirla se escondió bajo el sofá pero en una posición en la que claramente me estaba diciendo “por ahí entra la pichula aweonao” y la cosa terminó así como ven, especial mención al agarre firme de sus cachetes para quitarle la ropita interior y luego tenerla a ella sentada literalmente clavada fue muy rico con el riesgo de ser descubiertos pero valió la pena!