Descripcion

Jenna Reid se come una tula salvaje en su cocina

Jenna Reid se encontraba preparando la cena en casa, tranquila como todos los días, pero el marido regresó temprano a casa y parece que más excitado que de costumbre, como si le hubieran dado estimulante para caballos y eso hizo que el pico se le pusiera como un cañón apuntando al enemigo!, pero la más complacida con eso por supuesto era esta hermosa mina quien se puso de rodillas ante semejante semental y con algo de dolor y sumisión se mamó una pichula enorme, ese weon le dio unas nalgadas fuertes para provocarle más placer y ella con algo de temor abrió las piernas para seguir siendo penetrada, la mina es linda pero abre las patas como una maraca para desatar la barbarie sexual en su cocina!