Descripcion

Hago una pausa en el trabajo para meterme el dedo en el choro, de lo contrario no aguanto hasta llegar a mi casa

Lo confieso, mi nivel de puta está por encima de la media y muchas veces he estado a punto de ser descubierta por mis jefes pero por suerte no ha sido así, sé que mi marido me reventará el choro cuando llegue a casa pero a veces en el trabajo me siento tan excitada que siento que explotaré, aprovechó esos minutos de descanso para almorzar y me escondo para hacer mis cositas sucias, no pude grabar más tiempo por obvias razones pero al menos pude meterme los dedos más traviesos en la vagina que ya estaba mojada, la próxima vez llevaré mi dildo con velocidad turbo para correrme más rápido!