Descripcion

Fue un honor culiar a esta profesora tetona de Iquique

Estoy estudiando pedagogía y siempre es bueno aprender cosas de profesores con más experiencia y eso me llevó a seguir un seminario en Iquique, conocí a esta profesora madura y con unas tetas inmensas, enormes y que no me dejaron concentrar, antes de regresarme a Santiago le invité a tomar un café para hablar de educación y toda la wea, ya saben que mis intenciones eran culiarme a esta vieja y logré mi cometido, ella aceptó al tiro, ambos sabíamos que no había tiempo para jotear ni nada… simplemente juntamos nuestros cuerpos en y le metí el pico por el culito… fue demasiado rico, supe que la extrañaría y por eso se la metí duro para que me recuerde… qué rico es gozar de un buen par de tetas.