Descripcion

Estaba excitada por eso le pedí a mi macho culiarme con sadismo

Salí de estudiar con una ganas locas por ser culiada porque justo ese día mi profesor favorito nos dio una clase de educación sexual y métodos anticonceptivos y sentí mi choro mojado en plena clase pero tuve que fingir que estaba muy concentrada, cuando salí llamé al tiro a mi pololo y le dije que era su día de suerte, así fue como llegué a su casa con ganas de ser destrozada analmente, por suerte el día anterior me rasuré el choro así que tenía la vagina totalmente limpia y los cachetes inquietos, mi amorcito me dijo que me ama y que en un tiempo le gustaría casarse conmigo, ay me ilusioné mucho y de pronto sentí que estaba siendo azotada, me dolió tener su gordo pico pero al mismo tiempo disfruté como perra.