Descripcion

Esta maraca estaba tan hambrienta que pensó que mi pico era chorizo!

Estábamos a punto de salir a cenar, luego de eso pensaba meterle la pichula por el choro, el culo, la boca y cualquier agujero de su cuerpo, ella estaría de acuerdo con eso, pero la mina al verme con el torso desnudo pues me estaba poniendo una camiseta se excitó, vino hacia mí y me dijo que quería hacer cosas prohibidas, tenía en mente hacerle fisting o lanzarle toda mi lluvia dorada pero me agarró el pico y lo comenzó a chupar y lo mordía con suavidad… no me dio tiempo a hacer ninguna otra cosa, solo atine a dejar que me la siga chupando, ,e quedé perplejo al ver que pasaban más minutos y ella no dejaba de soplarme el pico y lamerme los huevos… qué delicia!