Descripcion

Esta maraca chupa y chupa no quiere hacer nada más!

La conocí gracias a una tía, no es algo usual conocer maracas por medio de familiares pero tampoco es algo imposible y es mi caso aunque dudo que mi tía sepa que su amiga sea una devorapicos, pero mejor para mí pues así paso más inadvertido y mis ganas de meter el miembro en cualquier hueco ya no me hacen ver como un descarriado, la cuestión weones es que el otro día pasé la noche con ella, muy golosa por cierto y fue una noche de lujuria, pero a la mañana siguiente ella al igual que yo despertó con hambre aunque ella con hambre de pico por lo que ni me dio tiempo de ducharme cuando ella ya estaba jugando con mi tula, pensé en ofrecerle un antifaz para evitar que la reconozcan pero ella no tiene pudor y exige mamón sin barreras.