Descripcion

Esta culona merece un premio, sus cachetes me acalambraron el pico de placer

Una mina como esta sin duda se merece un premio, no sé quién podría dárselo pero se lo merece, yo y mis amigos la conocemos como la más culona de las que trabaja en la empresa pero yo he tenido el enorme placer de llevarla a cenar y luego a culiar, es una historia un poco larga pero solo les diré que mis amigos ahora me quieren matar por envidiosos pero no tengo la culpa de que esta potona haya elegido mi pichula para llenarla de placer por el culo, no había visto esto antes, la perra tiene unos cachetes que parecen tener vida propia, dios mío cómo mueve el culo la perra y de penetrarla ni se diga weones, está tan mojada que podría saciar mi sed bebiendo sus flujos vaginales, qué lindo poto blanco me culié.