Descripcion

El riesgo de culiar a esta potona ameritaba hacerlo con fuerza

Esas cosas de culiar con minas desconocidas es algo que tiene mucho riesgo, pero esta mina tiene un culo tan hermoso y grande, cachetes que parecen una escultura la verdad y uno simplemente decide correr el riesgo y meter pichula, eso me pasó con esta mina que conocí carreteando por las noches bohemias de Santiago, no hablamos mucho pues creo que fue atracción al tiro, cuando estuvimos en casa de un amigo nos besamos y ahí empezó la acción, por fin pude meter todo lo que me dio la gana en ese culo, lo agarré, lo acaricié pero lo mejor fue cuando ella usó sus propias manos para abrir los cachetes y dejar mi pico entrar, estuvo rico weones, a veces hay que arriesgarse y lo gracioso es que a ella le gustó tanto que no deja de llamarme!