Descripcion

El poto de mi polola estalló en peos por tanto culiar

Era un día normal, una tarde en la que nos aprestábamos a tomar un té y comer algunas empanadas preparadas por ella misma y luego ver alguna película, cosas de pololos, pero de pronto ella sintió el deseo imperante de ser analmente destrozada y en efecto, sus pedidos fueron escuchados por mí, parece que no se había preparado mucho pues luego de tanto culiar la mina se vino pero con una serie de peos ocasionados por el placer, ella dice que son peditos de amor pero en realidad son porque su culo no aguantó tanta pichula y eso a ella le gusta mucho… tiene un culo increíble.