Descripcion

El culo salvaje de mi polola me quitó la depresión

Con todas las cosas que vienen pasando en el mundo y eso sumado a los problemas no me he sentido bien las últimas semanas weones, pero me siento bendecido porque tengo una polola que además de ser muy comprensiva y paciente es un poco ninfómana o debería decir mucho, no sé cómo hace pero juega con mi pichula flácida hasta ponerla dura como un palo de acero y aprovecha el momento preciso para sentarse y mover el culo de arriba a abajo sin parar como una loca, me ha ayudado mucho a valorar la vida y sobre todo a sacar toda la leche de mi interior aunque a veces termino echo un desastre pero por un culo así de salvaje vale la pena levantarse cada día.