Descripcion

El cálido poto blanco de esta maraca me exige culiarla cada mañana para empezar bien el día

Estamos pasando varios días juntos, desde que empezó el año hemos decidido estar juntos dejando de lado las habladurías de la gente porque ella es casada aunque es muy joven todavía, siempre me dice que no hay tiempo qué perder en la vida y que no vale la pena arrepentirse y por eso cada mañana cuando el sol entra por la ventana le da una blancura y calidez a su poto que me excita tanto y ella lo sabe por lo que al tiro se quita la ropa y me dice que le meta el pico rápido porque al aire de romanticismo la excita y solo quiere sentirse puta con el pico bien adentro… vaya mina por dios.