Descripcion

Dios mío qué rico culiar con esta gordita!

Esta gorda culona es vecina mía y ese día todo el barrio escuchaba esos gritos desesperados, al principio pensamos todos que era alguna situación peligrosa pero era esta mina gordita y potona que le había pedido por favor a uno de nuestros vecinos que le rompa el culo y en efecto, estaba siendo sometida a un anal grotesco y el placer la había vuelto loca, tanto que cuando vimos el video de lo que pasó nos asustó ver a esta potona estrujarle las bolas al weon mientras era penetrada, parece que alguien estuvo sin sexo por un buen tiempo pero nos alegramos por ella, siempre y cuando la próxima el macho le ponga un bozal.