Descripcion

De tanto culiar a esta madura se le metió el demonio, casi la mato de placer

Por un momento pensé que era necesario llamar al padre Karras porque la vieja estaba haciendo sonidos raros y poco faltó para que la weona me hable en latín, lo cierto es que es una mina super buena onda pero cuando me llevó por primera vez a su casa donde tiene una habitación especial para el sexo, nunca pensé que iba a terminar con la vieja rebotando encima de mi pico pero cuando lo hizo me sorprendió la forma en que disfrutó, yo también la pasé bien pero ella creo que el choro se lo estimulé tanto que parecía convulsionar pero de placer, ya no tiene la vagina ajustada obviamente pero igual da placer la vieja.