Descripcion

Dama casada pero insatisfecha me cabalga la pichula para ser feliz otra vez

No la culpo pues luego de haberme contado tantas cosas que ha pasado con el marido hasta penita me dio la weona, quise abrazarla y decirle que podía contar conmigo en las buenas y en las malas, suena algo cursi pero para que se anime la llevé a tomar unas chelas y un vino, supuestamente solo como amigos pero ya saben cómo terminan estas cosas, en el fondo los dos lo sabíamos, no es tan vieja tampoco solo me lleva unos cinco años pero tiene más experiencia montando picos que ni quise preguntarle cuantos machos había tenido en su vida… su culo aplastándome era suficiente para mí!