Descripcion

Culiando de pie frente al espejo con la polola de un buen amigo

Yo ya sabía que estar con esta mina era un placer increíble por las cosas que mi amigo me estuvo contando desde hace un tiempo, pero la curiosidad de probar un choro conocido pero prohibido a la vez me comenzaban a carcomer, estoy seguro que si hay un cielo y un infierno me iré directo a arder en llamas pero al menos lo haré sabiendo que me pude culiar de la forma más hermosa a esta mina que si bien es cierto es tremenda maraca, es una diosa del sexo, qué hermoso choro peludo pero lubricado en su punto perfecto y más feliz cuando la dejo con los cachetes embarrados… me sacó todo la perra.