Descripcion

Culiando a mi polola en un café internet, la golfa no aguantó más

Estábamos en un café internet por una urgencia pues normalmente hacemos nuestros negocios en E-commerce desde casa pero era una situación apremiante, de pronto ella me puso la mano en la pichula y me dijo que se le había antojado, era un poco tarde y no había mucha gente en el ciber por lo que le dije que debía ser rápido, dejó abierta su sesión de Facebook y se bajó el pantalón mientras yo empecé a penetrarla como usualmente lo hago pero por la situación lo hice con más ganas, qué ricos cachetes, ya no me importaba si nos descubrían yo solo quería venirme en su poto.