Descripcion

Cuando mis vecinos se van de vacaciones así me tiro a su hija

La maraca no es ninguna cabra, es toda una mujer con el culo más lindo que he visto en toda mi ciudad dicho sea de paso, no había tenido entre manos unos cachetes más limpios, blancos y relucientes… y por cierto en efecto mis vecinos se fueron de viaje un par de días lo que fue la oportunidad perfecta para que mi vecina perra y yo culiáramos como dos locos de amor, no sabía que mi pichula podía ponerse tan roja pero ver ese poto solo para mí fue algo que me excitó tanto que solo pensé en penetrar a la mina… ella fue muy obediente y se adelantó a mis caricias pues cuando entré a su habitación ya estaba con el poto levantado esperando pico.