Descripcion

Cuando le hago sexo anal rico a mi jefa me da por hablar vulgaridades en latín

No jaja, exagero pero a veces sí siento que comienzo a balbucear cosas sin sentido y ya más de una vez la perra me ha dicho que hablo como en otro idioma que no puede entender; la mina es mi jefa pero tiene mi edad, tiene buen culo y gana más que yo, me siento en una posición de vulnerabilidad por lo que cada vez que tenemos oportunidad o sea cuando su marido está de viaje su casa se convierte en mi casa y culiamos día, tarde y noche, la puta goza tanto que se contagia de mi emoción y también comienza a hablar cosas raras, yo solo quiero gozar de sus cachetes y a ambos nos da un placer mayor grabarnos mientras hay penetración dura como le gusta a mi perra.