Descripcion

Conozco a bailarina profesional en gimnasio y me la llevo a hotel para culiar

Hace poco me mudé a Santiago y como siempre me gustaron los deportes decidí apuntarme a un gimnasio, encontré uno muy bueno y a los pocos días conocí a una mina hermosa, potona y espigada, me dijo que es bailarina profesional y es verdad pues en clases de baile ella es la que la dirige. Un día ya terminando de entrenar la invité a tomar un café y aceptó, pero tenía tantas ganas de comerme ese culo que me la llevé a un hotel y la weona me regaló su poto, fue una rica montada y me pedía que le dé azotes mientras la clavaba, menea la cintura como una zorra y de premio le regalé toda mi leche. !Estoy encantado con ese gimnasio!