Descripcion

Como buena maraca necesitaba probar el pico de mi cuñado

A veces me pregunto por qué mi hermana tiene tanta suerte en la vida, yo la quiero mucho pero a mí no me va tan bien, ella tiene un buen trabajo, una linda casa, un buen culo y sobre todo un marido con el pico de un negro africano que seguramente la deja feliz todas las noches, no pude evitar dejarme llevar por la lujuria y seduje a este weon una noche que estuve de visita y en efecto esa noche pude corroborar que este hombre es un verdadero rompeculos, qué rico me metió la pichula, grande y gruesa, pensé que nunca podría sentarme de nuevo pero corrí el riesgo con tal de disfrutar de un buen sexo con ese salvaje!