Descripcion

A mi vecina le encanta el plátano y la leche, me hace una buena paja y luego se monta sobre mi pico enseñándome sus ricas tetas

Vivo en Concepción y tengo varias vecinas maracas, pero una de ellas se lleva la medalla de oro pues me confesó que le encanta el plátano y la leche, obviamente refiriéndose a la verga, nos pusimos calientes en seguida y me hizo una paja espectacular, la mina hace unas mamadas gloriosas, pero eso fue solo el principio pues acto seguido me enseñó sus tetas y se montó sobre mi pico, ni siquiera se quitó la tanga, estaba tan caliente que comenzó a cabalgar sobre mí mientras los demás vecinos escuchaban sus gritos.